Publicado por & archivado en Noticias.

Millones de dispositivos Android se ven afectados actualmente por distintos tipos de malware

de87ab2f-d56c-497d-b578-49eb3375b453

Navegar por Internet, a través de nuestro teléfono móvil, se ha convertido en una de nuestras rutinas diarias. Se calcula que más de 1.500 millones de smartphones están conectados en todo el mundo. Cifra que supone un 60% de la navegación en la red. La movilidad abre el campo de actuación a la intromisión de agentes externos. El malware dificulta nuestra conexión, convirtiendo nuestros teléfonos móviles en un nuevo objetivo de los ciberdelincuentes.

Existen multitud de malware, es decir, softwares maliciosos que dañan los dispositivos sin conocimiento del propietario. Cada tipo de malware se crea con una misión diferente.

Dentro de la multitud de formas de contagio, podemos encontrar: virus informáticos, que infectan ficheros y se extienden a otros dispositivos; keylogger, con el objetivo de averiguar las contraseñas del usuario; troyanos, el cual instala un segundo programa para acceder a nuestro equipo y recabar toda la información; ransomeware, secuestradores de datos que piden una recompensa económica por su desencriptación; spyware, cuya misión en recopilar información para enviarla a compañías de publicidad; adware, anuncios publicitarios que aparecen de forma continua en la pantalla tras la visita de páginas comprometidas o spam, denominado también correo basura, que consiste en el envío masivo de correos electrónicos publicitarios; entre otros.

Los sistemas operativos se ven amenazados por la cantidad de malware que aparecen. Centrándonos en el sistema operativo con más cuota de mercado en España, el sistema Android, 92,8% de las ventas de Smartphones según el último análisis de  la consultora líder en paneles de consumo Kantar Worldpanel, son millones los móviles que se han visto infectados. En concreto, sólo un tipo de malware como es HummingBad ha atacado al menos 85 millones de dispositivos.

HummingBad, un nuevo malware

Se trata de un reciente tipo de código maligno que afecta a todas las versiones del sistema operativo. Este malware, de origen chino, es capaz de descargar apps en segundo plano. Así como generar clicks automáticamente, mostrar anuncios de forma masiva o deshabilitar la seguridad del dispositivo. Su objetivo principal es la rentabilidad económica. En un mes, llegó a generar alrededor de 300.000 dólares.

En un principio, actuó como un “drive-by download attack”, a través del cual, los teléfonos móviles se infectaban tras visitar sitios web.  La mayor parte de las víctimas se han concentrado en países orientales. En China e India se han detectado 1,6 millones y 1,35 millones de casos, respectivamente. EE.UU. ha detectado 288.800 de móviles infectados, por su parte, en Reino Unido y Australia se han visto amenazados alrededor de 100.000 dispositivos.

Por el momento, una de las soluciones más eficaces para deshacerse de dicho malware es la restauración del sistema, volviendo a la configuración de fábrica. Pero esta solución tiene el inconveniente de la pérdida de toda aquella información que no haya sido guardada en una copia de seguridad. Además, los dispositivos personales utilizados por las empresas, también, se ven afectados. Las organizaciones pueden actuar de forma anticipada contando con una Auditoría de Software, capaz de conseguir seguridad en dispositivos móviles a través de la tecnología BigFix.

Recomendaciones para evitar la intromisión de software malicioso

Mantener el sistema operativo seguro si es posible. La realización de una Auditoría de Software proporcionará un estudio exhaustivo del estado del soporte lógico. Además, a través de soluciones como BigFix Endpoint Manager certificado y distribuido por IBM, se conseguirá optimizar las funciones. El mantenimiento de un software actualizado y la descarga controlada de Apps proporcionará el buen funcionamiento de nuestros dispositivos. La intromisión de malware se verá paralizada con éxito a través de dicho análisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *