Publicado por & archivado en Noticias.

La última amenaza informática que afecta al soporte lógico de nuestros dispositivos es el denominado ransomware, secuestro de datos.

Auditoria-de-software

El ransomware se trata de un software malicioso que se conforma como una de las principales amenazas para nuestros dispositivos móviles. Su actividad afecta, principalmente, a ordenadores. Dicho malware posee la capacidad de bloquear nuestro equipo informático y encriptar nuestros archivos, impidiéndonos el acceso a toda la información y datos almacenados. Desde una ubicación remota, el virus obliga a pagar una cantidad económica al usuario por la recuperación de la información secuestrada.

Según el informe publicado por Trend Micro, The Fine Line: 2016 Security Predictions, en 2016 se ha producido un punto de inflexión en la extorsión online, el hacktivismo y el malware móvil. Durante el primer trimestre del año, se han producido pérdidas de 209 millones de dólares. Cifras que resultan alarmantes para el sector de la seguridad online, debido a que en 2015 el coste total había sido de 24 millones de dólares.

Si bien el PC había sido objetivo clave para el secuestro de información durante los últimos años, el Smartphone se está convirtiendo en el nuevo punto crítico para la ciberseguridad. El almacenamiento de datos personales es cada vez mayor. Los Smartphones contienen desde información sanitaria hasta datos financieros de los usuarios que son atrayentes para los ciberdelincuentes. Las técnicas de ransomware en teléfonos inteligentes han alcanzado cifras récord. Los datos publicados por la firma de seguridad Kaspersky Lab, para la segunda mitad de 2015, exponen cómo se ha producido un significativo aumento de nuevos troyanos móviles, 1,7 veces más que el trimestre anterior.

Múltiples tipos de ransomeware

La tendencia creciente iniciada por el secuestro de datos en Smartphones debe alertar a los usuarios. Los diferentes tipos de ransomware son introducidos por los ciberdelincuentes con distintas estrategias para lograr una mayor recaudación económica. Ejemplos de ello son Fusob, Pletor, Small, Svpeng o el virus de la Policía. Este último juega con el reconocimiento de una institución estatal para introducir el fraude. Dicho ransomeware lanza un mensaje, simulando ser la Policía Nacional, señalando una actividad ilegal. Para recuperar la información, la víctima debe pagar un rescate en concepto de multa. El número de usuarios, víctimas de ransomeware, desde abril de 2015 a marzo de 2016 ha aumentado en 5,5 puntos respecto al periodo anterior. Se calcula el registro de 718.536 usuarios afectados, según lo publicado en el informe citado anteriormente por Kaspersky Lab.

La encriptación de nuestros datos se ha convertido en uno de los problemas más importantes para la seguridad online. Su generalización y evolución provoca que cualquier tipo de usuario esté pendiente e informado sobre los posibles riesgos que conllevan este tipo de virus y/o empresas implementen servicios como BigFix Endpoint Manager para proteger a tiempo real la intrusión de todo tipo de vulnerabilidades y malware. Por ello, realizar acciones preventivas como mantener el sistema software actualizado, una copia de seguridad, no descargar archivos sospechosos o de remitente desconocido, ayudarán a mantener la seguridad en nuestros datos tanto personales como profesionales.

 

Un Comentario para “El secuestro de datos en “Smartphones” afecta cada día más a usuarios y empresas”

  1. José Ramon

    Los virus de policía. Y otros se quita formateando la tableta o smarphone pero pierdes todo lo de la memoria del teléfono o tableta .En ordenador existen hoy en día parches para quitarlo.sin necesidad de formatear

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *